38.932.628’9 € ¿A dónde fue el dinero que no se gastó?

En nota de prensa de 3 de octubre de 2011, el Ministerio de Fomento a través de su Oficina de Información, daba cuenta de la adjudicación de la obras del tramo Quejigares-Variante de Loja a la empresa Azvi, por un importe total de 38.932.628’9 €;  6.477.844.392’155 de las antiguas pesetas.

Azvi, empresa de reconocido prestigio y amplia experiencia en obra ferroviaria (Viaducto LAV en Archidona, túneles de Pajares en LAV León-Asturias…), debía hacerse cargo de la construcción de la plataforma para la Línea de Alta Velocidad Antequera-Granada en el primero de los cuatro tramos previstos en la ejecución de la Variante Sur de Loja, el QUEJIGARES-VARIANTE DE LOJA, con 3,1 kms de longitud.

El Consejo de administración de ADIF resolvió el 30 de septiembre de 2011 la adjudicación de la obra por el citado importe para salvar la complicada zona de Loja. Complicada por varios motivos, desde la difícil orografía al fuerte impacto medioambiental que supondría la más que posible contaminación del acuífero que surte de agua a Loja, un recurso hídrico clave por su importancia y que afecta tanto a la cuenca mediterránea como a la del Guadalquivir.

Éste fue uno de los motivos por los que finalmente se desestimó la opción de la Variante Norte, que discurre junto al Monte Hacho. Se decidió entonces evitar la afección del acuífero haciendo pasar la plataforma al Sur de la ciudad de Loja y de la autovía A92, bordeando la Sierra de Loja hasta salir de nuevo a terrenos menos dificultosos en las proximidades de Huétor-Tájar. Recordemos que contaba el plan de obra en este primer tramo con la construcción de dos viaductos, el de Río Frío y el que salvaría la línea de ferrocarril convencional a la altura del paraje del Barrancón.

Cuando el Ministerio de Fomento decidió dejar a Granada sin lo que todo el mundo entiende por “Alta Velocidad”, pasando de ésta a la chapuza de utilizar el trazado convencional del siglo XIX con una sola vía -dejando de paso inservible la mitad de toda la infraestructura construida entre Loja y Antequera, caso del bitúnel de Quejigares o el doble viaducto de La Viñuela- se conminó desde el Ministerio a la empresa constructora a dejar la obra. A dejarla medio hacer.

Quedaron allí abandonados los pilares del viaducto inacabado en la zona del Barrancón, y evidentemente, hubo que indemnizar a la empresa, que nada tenía que ver con el cambio de planes en Fomento, a cargo de la señora Pastor en ese momento.

Si el primero de los cuatro tramos de la Variante Sur de Loja, de 3,1 kms y con 38.932.628’9 € asignados, se abandonó con un nivel de ejecución del 60%…preguntamos:

¿Dónde está el dinero de la parte que no se ha llevado a cabo, el 40% restante?

¿En qué condiciones se ha liquidado a la empresa constructora y cuánto le ha costado al erario público el cambio de planes del Ministerio?

Sí, como debería, hay fondos sobrantes de esa adjudicación presupuestaria, ¿han sido destinados a la Línea Antequera-Granada o por el contrario han volado a otros desarrollos?

Queremos saber. Porque somos CIUDADANOS, QUE NO SÚBDITOS. Porque las administraciones deben de estar a nuestro servicio, y no al revés. Porque estamos en nuestro derecho. Porque el dinero con el que juegan es de todos y el esfuerzo que como sociedad estamos realizando es durísimo; cuántas personas se están quedando en la cuneta para que lo tiren de cualquier manera. Y porque nuestra tierra no merece tal maltrato y engaño para terminar en inferioridad de condiciones respecto a nuestros vecinos.

Chapuza y despilfarro. Una combinación sangrante. Esperemos que se quede ahí, puesto que tal tenacidad en defensa de la mentira augura el peor de los presagios.

AVE  SOTERRADO  SÍ  o  SÍ.

VARIANTE SUR DE LOJA.

 

Redes Sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *